Comunicados Toggle

CONSTANCIA DE LA BANCADA CENTRO DEMOCRÁTICO

Tras visita de la bancada del Centro Democrático el pasado sábado 9 de agosto a la región de Urabá, queremos poner en conocimiento del país la problemática económica y social de esta importante zona de Antioquia y de Colombia, tras el vendaval del pasado 9 de julio que arrasó más de 6 mil hectáreas de banano y plátano:

  1. Más de 2 mil trabajadores de la industria del banano tendrán que ser licenciados por un lapso de al menos 6 meses, generando dificultades enormes a la economía familiar de todos ellos, que estarán obligados a seguir pagando sus cuotas de vivienda y créditos de libranza, y tendrá un impacto directo sobre el consumo de esta región tan rica en talento pero con retrasos históricos enormes en desarrollo social.
  2. La situación de miles de familias damnificadas llevó a que se presentaran paros plataneros con consecuencias sumamente graves, y amenazan con volver en cualquier momento si no se actúa de manera inmediata.
  3. El Gobierno Nacional prometió una visita el próximo jueves 14 de agosto con la idea de definir apoyos concretos que apacigüen temporalmente la difícil situación que vive la región. Seremos veedores constantes de estas promesas, que no dan espera tras un mes de catástrofe, pues no puede suceder lo mismo que ha sucedido con los incumplimientos del gobierno nacional tras los paros agrarios del último año en Colombia.
  4. Los empresarios de Urabá no están pidiendo dádivas, están solicitando apoyo a través de la refinanciación de deuda con plazos y tasas de interés justas para recuperar sus cultivos, con un efecto inmediato directo sobre el empleo de la región. El Banco Agrario les ha propuesto unas tasas desmedidas para la situación del DTF más 8 puntos.
  5. Urabá requiere soluciones de fondo:
  • Fortalecer la inversión en acueducto y alcantarillado, con el fin de lograr mejorar la calidad de vida de los habitantes de la región.
  • Seguridad jurídica en materia de tierras para que se potencialice la inversión, hoy sometida a la incertidumbre por procesos de la ley de tierras.
  • Créditos blandos a empresarios y campesinos para fortalecer las potenciales 900 mil hectáreas para el desarrollo agrícola de Urabá, y garantizar sistemas de drenaje y riego.
  • Hacer una inversión seria que evite la erosión de las playas de Urabá, para atraer desarrollo turístico a la región.
  • Homologar el puerto actual que se usa para exportación de banano y plátano para que sea multipropósito, pues está apenas funcionando a la tercera parte de su capacidad real.
  • Desarrollar obras de infraestructura fundamentales para la región, sometidas al retraso de 4 años por la falta de compromiso del gobierno central: la transversal de las Américas entre Turbo y Chigorodó, y el inicio de la obra de la Carretera al mar desde Medellín en doble calzada, parte de las Autopistas de la Montaña.

Leave a Reply

ShutDown