Opinión Toggle

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS AL PROYECTO DE LEY “POR MEDIO DEL CUAL SE ENDURECEN LAS SANCIONES PARA LA INASISTENCIA DE LOS CONGRESISTAS Y FUNCIONARIOS”

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS AL PROYECTO DE LEY “POR MEDIO DEL CUAL SE ENDURECEN LAS SANCIONES PARA LA INASISTENCIA DE LOS CONGRESISTAS Y FUNCIONARIOS”

 

  1. 1.    INTRODUCCIÓN

 

El presente proyecto de ley que se presenta al Honorable Congreso de la República, tiene como objetivo garantizar que los congresistas cumplan con su tarea legislativa y sus respectivas funciones constitucionales y legales. Para lograrlo, se busca endurecer las sanciones disciplinarias por causal de inasistencia de los congresistas y funcionarios citados a debates, implementando sanciones económicas, reforzando el proceso para la validación de excusas médicas, estableciendo multas a los jefes de las carteras ministeriales que falten a los debates sin justificación alguna, entre otras medidas.

La Ley 5ta de 1992, por medio de la cual se expide el Reglamento del Congreso,  establece en su artículo 268 que uno de los deberes de los congresistas es “asistir a las sesiones del Congreso pleno, las Cámaras legislativas y las Comisiones de las cuales formen parte”. Es decir, que los congresistas tienen la obligación legal de asistir a las sesiones, exceptuando las situaciones en que haya una excusa válida que justifique la ausencia conforme al artículo 90 de la precitada ley.

Aquellas situaciones justificadas son:

  • caso fortuito o fuerza mayor,
  • incapacidad física comprobada,
  • cumplimiento de una comisión oficial fuera de la sede del Congreso,
  • o por autorización de la Mesa Directiva o el Presidente de la respectiva Corporación en las situaciones indicadas.

 

Existen dos sanciones en el Reglamento del Congreso para combatir la inasistencia de los congresistas:  la pérdida de investidura que conlleva a la pérdida de la curul, y el descuento del salario. En el caso de los Ministros, Superintendentes o Directores Administrativos las sanciones son la moción de censura que consiste en retirar al funcionario de su cargo, o la moción de observación que es un llamado de atención al funcionario.

Lo preocupante es que a pesar de que existen las sanciones mencionadas, éstas generalmente no son aplicadas pese a las altas cifras de inasistencia, pues tanto informes de Congreso Visible y las actas de las sesiones comprueban el gran ausentismo que acontece en el Congreso de la República, siendo éste el creador de las leyes que representan a los colombianos. Por lo anterior, es inaplazable endurecer las sanciones y los procedimientos para aplicarlas asegurándose que sean debidamente ejecutadas, pues no es razonable que un funcionario se ausente reiterativamente a su lugar de trabajo sin recibir sanción alguna.

 

Este proyecto de ley busca erradicar los altos índices de ausentismo con el objetivo de recuperar la confianza en los líderes públicos, pues si los congresistas y funcionarios no quieren dar ejemplo al cumplir su labor, se debe acudir a mecanismos legales que garanticen el cumplimiento de sus funciones constitucionales y legales. Lo anterior, requiere un esfuerzo para lograr que la tarea legislativa se cumpla correctamente y que quienes falten a las obligaciones propias de su investidura sean debidamente sancionados.

 

  1. SITUACIÓN DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA

 

Cada vez que los congresistas se ausentan están mandando un mensaje a los colombianos mostrando que en el Congreso no se trabaja y así quebrantando la legitimidad que tienen las personas en esta institución por irresponsablemente faltar a las funciones que les exige la ley.

Además, es conocido por todos que con el alto índice de ausencias muchas iniciativas que podrían ser vitales para el país se están quedando estancadas al no poder desarrollar las sesiones, tanto de plenaria como de las comisiones constitucionales, por falta de quórum.

A lo anterior, se le suma que cuando un congresista presenta una excusa para justificar su ausencia, ésta debe ir a la Comisión de Acreditación Documental para verificar su veracidad. Sin embargo, varios medios de comunicación ya han demostrado la ineficiencia de esta Comisión, pues no sólo está atrasada en el estudio de las excusas sino que, debibo a ello, ha impedido que se apliquen las sanciones cuando la ley exige hacerlo. Por ejemplo, un reportaje a profundidad hecho por La FM en el 2013 nos muestra lo siguiente: “Excusas bastante curiosas, dolores de cabeza, gripas, dolores de muela, licencias no remuneradas, pero pagas, viajes al exterior e invitaciones dentro del país absurdas. Lo peor de todo esto es que según Antonio Guerra de la Espriella, presidente de la comisión de acreditación del Senado, las revisiones de excusas de los parlamentarios, tienen un retraso  desde el 2010, es decir no han sido revisadas y los congresistas con excusa válida o inválida han recibido sus salarios completos.  Cada día que un congresista no va a trabajar recibe en todo caso, cerca de 800 mil pesos”.[1]

Es decir que así exista un régimen sancionatorio vigente, las inasistencias en la mayoría de sus casos no reciben el correspondiente castigo, algo totalmente inaceptable porque alguien que se ausenta reiteradamente a su lugar de trabajo, no debería ser premiado con la totalidad de su sueldo.

La Corte Constitucional también se ha manifestado sobre éste lamentable fenómeno afirmando en la sentencia C – 247 de 1995 que “El ausentismo representa abandono de las funciones encomendadas y grave peligro para el cumplimiento de las delicadas tareas propias de las cámaras, dadas las exigencias constitucionales en materia de quórum y mayorías. La inasistencia, salvo casos de fuerza mayor, no es otra cosa que irresponsabilidad en el ejercicio del cargo”.[2]

 

  1. PROPUESTAS

                                                           

Con esta iniciativa se pretenden satisfacer 5 exigencias puntuales:

a)    Endurecer las sanciones existentes y crear otras nuevas. Además, lograr que efectivamente se pierda la investidura por no cumplir con las obligaciones propias del cargo.

b)    Crear sanciones económicas adicionales al descuento salarial que está sujeto a la discreción de la Mesa Directiva de la respectiva cámara legislativa.  Dichas sanciones operarán de manera inmediata, a solicitud de cualquier ciudadano.

c)    Que las sanciones también se apliquen por la inasistencia en las comisiones constitucionales tanto para citaciones correspondientes a la votación de proyectos como a debates de control político.

d)    Crear multas dirigidas a los Ministros, Superintendentes o Directores Administrativos que habiendo sido citados, se ausenten a los debates de control político sin motivación válida.

e)    Lograr que las excusas médicas sean validadas por una junta de expertos de la Asociación Médica Colombiana.

 

Para poder alcanzar las anteriores exigencias proponemos las siguientes medidas:

1. Cada vez que un congresista se ausente a una sesión citada sin una excusa válida, no sólo se le descontará el porcentaje correspondiente del salario sino que además deberá pagar una multa de un (1) salario mínimo mensual legal vigente.

2. Quienes no estén presentes en los primeros treinta minutos contados desde la hora inicial de citación a las sesiones se considerarán ausentes así lleguen después y se les descontará ese día de salario. Además, el llamado a lista será continuado, es decir que cada hora durante la sesión los congresistas deben registrarse. De esta manera se logrará que las sesiones empiecen a la hora realmente citada y disminuya la inasistencia.

3. Las excusas médicas deberán ser validadas por una una instancia médica autorizada en igualdad de condiciones a los demás ciudadanos, para garantizar decisiones más objetivas y oportunas.

4. Los Ministros, Superintendentes o Directores Administrativos que se ausenten a una citación al Congreso de la República sin justificación alguna, deberán pagar una multa de un (1) salario mínimo mensual legal vigente y también podrá proponerse la moción de censura.

5. Cuando un congresista viaje durante el período de sesiones, se le concederá una licencia no remunerada.

6. Mensualmente, el presidente de cada una de las cámaras legislativas y los presidentes de cada comisión deberán enviar un informe al Consejo de Estado indicando las ausencias por cada congresista y su respectiva justificación si la hay. Con base en ello, el Consejo de Estado decretará la pérdida de investidura por inasistencia en los casos que corresponda.

Las anteriores propuestas son un método efectivo para combatir la inasistencia y asegurar que los congresistas y funcionarios desempeñen fielmente sus deberes dejando de ausentarse a su lugar de trabajo.

 

 

 

ALFREDO RAMOS MAYA

Senador de la República

 

 

 

PROYECTO DE LEY NÚMERO xxx

“POR MEDIO DEL CUAL SE ENDURECEN LAS SANCIONES PARA LA INASISTENCIA DE LOS CONGRESISTAS Y FUNCIONARIOS”

El Congreso de Colombia

DECRETA:

Artículo 1. Modifíquese el artículo 271 de la Ley 5ta de 1992, el cual quedará así:

Artículo 271. Inasistencia.  La falta de asistencia de los Congresistas a las sesiones, sin excusa válida, no causará los salarios y prestaciones correspondientes. Además, deberán pagar una multa de 1 SMLMV por haber faltado a los deberes contenidos en el presente Reglamento. Todo ello, sin perjuicio de la pérdida de la investidura cuando hubiere lugar.

Mensualmente, el Presidente de cada una de las corporaciones y los Presidentes de cada Comisión Constitucional deberán enviar un informe al Consejo de Estado indicando las ausencias por cada congresista y su respectiva justificación, si la hay.

En caso de inasistencia no justificada el Presidente de la respectiva corporación deberá ordenar obligatoriamente el descuento salarial correspondiente. Su omisión será causal de mala conducta.

Adicionalmente, las Cámaras deberán publicar en sus páginas web o en el medio más idóneo en tiempo real la asistencia de los Congresistas a cada una de las sesiones, tanto en las comisiones como en las plenarias, y publicar y actualizar semanalmente el registro de asistencia de los Congresistas y el de aquellos sancionados por inasistencia durante cada periodo de sesiones”.

 

 

Artículo 2. Modifíquese el artículo 89 de la Ley 5ta de 1992, el cual quedará así:

Artículo 89. Llamada a lista. Llegada la hora para la cual ha sido convocada la sesión, cada uno de los Presidentes de las Corporaciones ordenarán llamar a lista para verificar el quórum constitucional. En el acta respectiva se harán constar los nombres de los asistentes y ausentes a la sesión. Entre otras razones, se considerarán ausentes quienes no estén presentes en los primeros treinta minutos a partir de la hora citada, dando lugar al descuento salarial y la multa de un (1) SMMLV. Además, en el acta constarán las razones de excusa invocadas, con su transcripción textual. Su desconocimiento por el Secretario es causal que puede calificarse de mala conducta.

El llamado a lista será de carácter continuado y se hará cada hora durante la sesión.  Se dará un tiempo de 5 minutos para los registros posteriores al del inicio de sesión.  Se considerará ausente al congresista que no esté presente durante el lapso abierto para registro en cualquiera de los llamados a lista establecidos cada hora.

Para el llamdo a lista podrá emplearse por el Secretario cualquier procedimiento o sistema técnico que apruebe o determine la Corporación.

Parágrafo. Se considerará una causal justificada de ausencia el retiro motivado de un congresista o bancada de congresistas con el fin de hacer oposición a un proyecto de ley o proposición que se vaya a debatir siempre y cuando se deje constancia previamente”.

 

 

Artículo 3. Modifíquese el parágrafo del artículo 90 de la Ley 5ta de 1992, el cual quedará así:

PARÁGRAFO. Las excusas por inasistencia serán enviadas a la Comisión de Acreditación Documental de la respectiva Cámara, en los términos dispuestos por el artículo 60 de este Reglamento. Su dictamen será presentado a la Mesa Directiva la cual adoptará la decisión final, de conformidad con la Constitución y la ley. Estas excusas podrán presentarse hasta dos (2) días después de la ausencia.

Las excusas por incapacidad física deberán ser autorizadas por la EPS a la cual se encuentre afiliado el congresista.

 

 

Artículo 4. Adiciónese un nuevo artículo a la Ley 5ta de 1992 así:

Artículo nuevo. Los Ministros, Superintendentes o Directores Administrativos que se ausenten a una citación para debates de control político en el Congreso de la República sin justificación alguna, deberán pagar una multa de un (1) salario mínimo mensual legal vigente.

Para el trámite de las excusas por inasistencia de estos funcionarios, se tendrán en cuenta las mismas disposiciones establecidas para los congresistas.

Para el trámite de las excusas por inasistencia de estos funcionarios, se tendrán en cuenta las mismas disposiciones establecidas para los congresistas.

 

 

Artículo 5. Modifíquese el inciso tercero del artículo 83 de la Ley 5ta de 1992, el cual quedará así:

Las sesiones plenarias durarán, al igual que en las Comisiones Permanentes, cuatro (4) horas a partir del momento en que el Presidente las declare abiertas. La suspensión o prórroga, así como la declaratoria de sesión permanente, requieren aprobación por votación nominal de la Corporación respectiva. Se considerará ausente quien no esté presente durante la votación nominal.

 

 

Artículo 6. Adiciónese un nuevo artículo a la Ley 5ta de 1992 así

Artículo nuevo. Cuando un congresista viaje en comisión oficial durante el período de sesiones, la respectiva Mesa Directiva de cada Cámara le otorgará una licencia no remunerada por el tiempo de la duración del mismo y no se entenderá como ausencia.

 

 

Artículo 7. Vigencia y derogatorias. La presente ley rige a partir de su promulgación y deroga las disposiciones que le sean contrarias.


 

 

Leave a Reply

ShutDown