Opinión Toggle

Foro programático ideológico CD

Medellín, 17 de noviembre de 2018
Doctor
JAIME JARAMILLO PANESSO
Director Emérito Centro Democrático
La Ciudad
Respetado Doctor Jaime:
Agradezco inmensamente la invitación a participar del “Primer foro ideológico
programático del Centro Democrático” a llevarse a cabo hoy en el insigne municipio de
Santa Fe de Antioquia. Motivos previos de agenda personal me hacen excusar de no
poder asistir a tan importante evento, el cual estoy convencido de que permitirá
profundizar la Democracia basada en el pensamiento y los argumentos, una obligación
en momentos en que la Política se pretende convertir en una mezcla entre inviables
propuestas populistas, desinformación por diversos canales, un clientelismo que se
niega a desaparecer y un discurso que busca dividir sociedades.
Sólo con pensamiento crítico, con coherencia entre el discurso y los hechos, con
transparencia en todas las actuaciones estatales, la profundidad de los diagnósticos y la
realidad de las ejecutorias permitirá salir a flote de los riesgos que hoy asume la
Democracia en Colombia y el mundo.
Permítame, doctor Jaime, tomarme el atrevimiento de proponer una fórmula para
combatir esos riesgos: la INSTITUCIONALIDAD RENOVADORA, es decir, la capacidad
para que todas las instituciones democráticas sean capaces de reinventarse todos los
días, con prácticas transparentes, con el fin de lograr recuperar y crecer la confianza
en las mismas.
Y esa institucionalidad comienza desde las mismas formas con las que se define la
participación de los partidos políticos, entre los cuales el Centro Democrático debe ser
ejemplo de liderazgo y sintonía con la ciudadanía. Los populistas se nutren del
desprestigio de los partidos políticos, y debemos tomar medidas urgentes para
sobreponernos a ese riesgo.
La Política no requiere debido proceso, como sí lo requiere la Justicia: mientras existan
malas actuaciones de miembros de un partido político, los opositores se deleitarán con
la pasividad de la falta de decisiones contra cuestionados.
Para ello, es urgente promover reformas internas respecto de, por lo menos, los
siguientes retos:
1. Transparencia innegociable: basada en las premisas de: rendición de cuentas
constante; financiación abierta, sin efectivo y escrutable; candidatos sin
cuestionamientos (evidenciando paralelamente que en nuestro país existe un
grave riesgo de persecución judicial); las curules como propiedad del partido y
no del candidato; el cumplimiento de los términos para los cuales se eligieron los
candidatos; y una comunicación activa y constante con los ciudadanos.
2. Realidad ideológica: el Centro Democrático debe estar en constante búsqueda
de causas institucionales, económicas y sociales acorde con sus principios. No
solo quedarse en una elucubración teórica sino en la defensa específica de
situaciones que afectan día a día a los ciudadanos.
3. Militancia activa: que la militancia sea real, no basada en listados adquiridos y
movilizados con dinero. Sería importante pensar en pruebas de ingreso para
militantes.
4. Mérito en la elección: en donde se acabe con el nepotismo, los favoritismo y los
procesos de selección amañados. Deben siempre tenerse en cuenta aspectos
relevantes como la formación, el liderazgo personal, la trayectoria con impacto
social, y la lealtad a las causas partidistas.
5. Constante renovación: el Centro Democrático debería siempre propugnar por la
renovación de liderazgos, con decisiones como una participación mínima
garantizada de personas que nunca hayan participado de procesos electoral
previos, límites al número de veces para presentarse a cargos públicos e
inclusión de liderazgos que representen la diversidad de sectores sociales.
Doctor Jaime, que ese sueño llamado Centro Democrático, en cabeza de un líder de
la magnitud de Álvaro Uribe Vélez, sea una realidad para recuperar la confianza
en una Democracia acechada por el populismo y el clientelismo. Estamos llamados
a hacer reformas internas de mucho fondo a nuestro partido. Qué este foro sea la
semilla para esa gran oportunidad.
De un servidor y amigo,
ALFREDO RAMOS MAYA

Leave a Reply

ShutDown